miércoles, 21 de diciembre de 2016

Recuerdos de Stern 4

He estado trabajando en un capítulo nuevo, pero, desgraciadamente, el 30 contiene muchas cosas que cambiar tanto en la trama como en los diálogos, razón por la cual, además de que estamos en diciembre y debo estudiar para mis exámenes, me está costando mucho editarlo. Aparte me puse a trabajar en los fics de los juegos del hambre que llevo en curso, (digo fics porque acepté una petición de una amiga en un foro para hacer una historia basada en una Annie cresta yandere y estoy en ello. Además de algunos retos a los que me anoté y cumplí en su momento), y por ello aparté esta historia.

Debido a todo eso ignoro cuando subiré el capítulo, así que decidí regalaros el otro trocillo, que había dejado en tumbrl, hace tiempo, pero que no había subido aquí porque a esas alturas el personaje de Corina todavía no había aparecido en la historia. Se trata de un pequeño relato sobre como se conocieron ella y Chase, disfrutadlo :)


Un chico joven bajaba por la pequeña escalinata de la calle en donde trabajaba. Tenía el pelo corto y liso castaño con reflejos rojizos, y ojos marrones. No era muy alto pero estaba bastante desarrollado, con un cuerpo dotado de algunos músculos en los brazos, fruto del arduo trabajo en las usinas de Stern. Cuando, de repente, su vista se enfocó en una chica alta y esbelta que caminaba en dirección opuesta. Tenía el pelo corto, liso y desfilado de una manera tan irregular que, de no parecer inverosímil, él diría que se lo había cortado con una navaja; hipótesis que no se alejaba mucho de la realidad. Negro y opaco en claro contraste con su piel y ropas claras que, a pesar de la holgura de la falda corta, fácilmente dejaban entrever un excelente cuerpo de amazona. Sus ojos, también oscuros dejaban entrever una fría indiferencia hacia el mundo que la rodeaba. 

Era una actitud extraña para una joven de su condición, al igual que el modo en que caminaba.

Era precisamente aquello lo que había llamado la atención del chico castaño. El modo en que andaba, disponiendo cuidadosamente los pies a cada paso. Era como si desfilara en vez de caminar. Con la cabeza bien alta pero sin mirar al cielo y, a pesar de ello, sin tropezar ni una sola vez. Era como si supiera de antemano todos los obstáculos que presentaba la calle. Se dio cuenta de que prácticamente la seguía con la mirada cuando ella, repentinamente, se giró y enfocó sus ojos marrones oscuros en él, con cierta rabia en el rostro.


—¡¿Te has cansado ya de mirarme o quieres hacerme un retrato?!—dijo.

El chico se mostró algo perplejo, lo habitual era que una mujer se sintiese alagada ante un gesto así, no molesta. Pero no tardó en sonreír y comentar divertido.

— ¿Por qué? ¿Te molesta? Creía que a las chicas les encantaba que las mirasen todo el día. — Sin embargo ella no sonrió, sino que dijo con cierta naturalidad.

— Soy diferente.

— ¿Ah si? — Se interesó el chico y ella asintió. — Pues entonces me gustas.

Ahí si que la chica pareció adoptar una actitud normal, ya que sus mejillas se tiñeron de rojo. Ese simple gesto desencadenó una sonrisa pícara en el rostro del chico. “No tan diferente.” Pensó intrigado y decidió presentarse, ya que, por lo visto, ella tardaría un poco más en hacerlo.

— Me llamo Chase. — dijo, con ademán informativo, ella simplemente sonrió, el tono rojizo desvaneciéndose de su rostro.

—Corina. — Dijo simplemente.

_________________________________________________________________________________

Nota: Felices fiestas por adelantado, y nos vemos en cuanto pueda :D







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@ a mi espacio de ilusiones y letras, me gustaría pedirte que, si no es mucha molestia, dejes un comentario por aquí. Quizás no te parezca muy importante, pero en realidad sí lo es. Porque un comentario no es simplemente una palabra, es una ilusión, una alegría, un “sigue trabajando lo estás haciendo bien”. Nos brinda energías para seguir adelante porque lo que hacemos le gusta a alguien. Si no lo entendéis, pensad en algo que se os dé bien, cualquier cosa. Lo hacéis y os sentís satisfechos, pero si alguien os felicita por ello, ¿no os sentís mejor? Eso es lo que me pasa si alguien comenta, me siento bien, feliz y con ganas de seguir adelante. Así que comentad por favor, ¡no cuesta nada! ^_^

Lee el último capítulo publicado :)

Capítulo 30 :D

Ya vienen los reyes, por el arenal. Ya le traen al niño, un nuevo Capítulo. 🎶🎵 ...  ¡Ah! no, que no es así xD. En fin aquí teneís el nuev...

Capítulos más vistos